Esta entrada se enfoca en la prevención de un incidente físico en primer lugar, pero también incluye varias cosas muy simples que puedes hacer para evitar.


Cualquier método de defensa personal descrito aquí ha sido investigado o extraído de talleres de defensa personal. Incluso si nunca tiene que usar estos consejos, conocer tus opciones puede ayudarte a sentirte más seguro y, a su vez, tener menos probabilidades de ser una víctima.


Camina acompañado siempre que te sea posible. ¿Caminando unas cuadras a una fiesta? ¿Haciendo un viaje rápido a la farmacia de la calle? Busca siempre quien te acompañe. Recuerda que eres automáticamente un objetivo menos deseable si no estás solo.


Si caminas solo por la noche, quédate cerca de lugares, negocios o calles bien iluminados. Evita los callejones y otros espacios cerrados y mal iluminados que podrían permitirle al atacante la ventaja de la sorpresa.


Confía en tu instinto. Si no estás seguro del lugar en dónde acabas de estacionarte, ponte en marcha y vete de ahí. Estaciónate lo más cerca posible de tu destino. Viviendo en una ciudad con mucha gente, sé que esto no siempre es posible. Si debe estacionarte más lejos, busca áreas bien iluminadas con mucho tráfico público.


Baja el volumen de tu celular. Eres un blanco fácil porque estas concentrado en la conversación o en la música y no a tu alrededor. Una persona distraída es la victima perfecta. Sólo guarda el teléfono. Tus llamadas, textos, correo electrónico / redes sociales pueden esperar 10 minutos más


Síguenos para que conozcas más consejos de seguridad.